Luchando contra mis recuerdos

Cuando iba a las sesiones con el psiquiatra solía preguntarme que recordaba de mi infancia, de mi niñez.

Yo cerraba los ojos o miraba a la estantería llena de libros, tratando de escavar en mi subconsciente para encontrar algún recuerdo, mucho, muchísimo, pero no tenía nada, ningún recuerdo que le sirviera al doctor para entender mi problema.

El solía decirme que era normal, que el ser humano se protege de aquello que le hace daño.

Y mis recuerdos eran y son en ocasiones como cuchillos afilados que me abren en canal.

Por esa razón no hago más que eliminarlos, refundirlos en lo más profundo de mi ser, que puedo decir, tengo una gran capacidad de borrar todo aquello que me ha marcado. Tengo memoria selectiva.
Una memoria que borra todo aquello que me hace daño, que puedo decir tengo miedo a sufrir.

Pero sé que sino indagó en todos aquellos recuerdos, no podré avanzar, no podré saber quién soy y quién quiero ser.

Todo el mundo estos días me repite que lo primero que les viene a la mente es mi sonrisa, si me tuvieran que definir, pero ¿de verdad era una sonrisa? O solo era una máscara de carmín dientes blancos para aparentar que mi alma estaba rompiéndose poco a poco y que mi cabeza hace mucho que se había cerrado.

Tendré que armarme de valor uno de estos días, como los mineros y comenzar a escavar en en esa cueva que es mi mente.

Día a día, paso a paso. Es lo que me repito todos los días al despertar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s