Una carta de amor sin destinatario

He pensado mil veces en escribirte una carta, una carta de amor, ir al estanco, comprar un sello y enviarla a la antigua usanza por correo, moriría de ansias esperando tu respuesta y no habría forma de evitar que no te llegue porque al cabo de 3 o 4 días estaría en tu buzón, junto a la propaganda publicitaria y las cartas del banco.

Adoro el sentimiento que conlleva escribir en papel, adoro como la tinta se impregna en el papel blanco, aunque seguramente me iría a una papelería en la búsqueda del papel de carta perfecto, escogería uno en tono amarrillo liso, suave para darle mayor dramatismo.

Pero a fin de cuentas sea como sea, en esa carta te escribiría lo que nunca te dije, así que ya que no tengo el valor de hacerlo, de ir al estanco, ir a la papelería, simplemente te escribiré aquí todo lo que quiero que sepas y nunca sabrás.

Recuerdo con total nitidez el día en el que nos conocimos, recuerdo los pequeños detalles, las conversaciones sin sentido, esas que se extendían hasta más de la media noche. Recuerdo tu voz aunque siempre lo niegue, aunque me llames mil veces y siempre pregunte ¿Quién es? Porque siempre sé que eres tú. Recuerdo el tamaño de tu mano cuando se entrelazaba con la mía, recuerdo haber leído libros sobre como se suponía que tenía que coger la mano a las personas para demostrar el papel que jugaba uno en una relación, eran idioteces porque a fin de cuentas, perdí tu mano en algún punto del camino.

Hay días en que los recuerdos son como fotografías grabadas en mi retina y hay otros en los que tengo que esforzarme como cuando iba al colegio por recordar la lección, hay días en los que he olvidado algún detalle y me siento perdida, como cuando olvidé por completo tu olor, el olor de tu perfume, nunca he vuelto a encontrar a nadie que tenga ese olor, hay días incluso en los que he entrado en la zona de perfumes y colonias para hombres con la esperanza perdida de encontrar tu olor, pero sé que nunca lo hallaré porque era tu esencia lo que hacía que el olor fuera único. Tu olor ya es un fantasma en mi mente, una sombra constante con la gran diferencia de que las sombras desaparecen cuando se apagan las luces pero tu presencia se hace más fuerte en mis noches de insomnio, tan fuerte que me estruja el pecho, la garganta se me seca y no puedo mover ni un músculo.

Mis ojos se cierran y las lágrimas afloran sin parar. Y lo único que rompe ese embrujo es decir tu nombre, aunque sea en un susurro…

Tu nombre que se ha quedado grabado en mi piel y mi mente como un tatuaje, como mis cicatrices.

Si después de todas estas palabras no te ha quedado claro te lo digo te amé, fuiste mi primer amor, ese amor adolescente que nunca tuve porque tuve que madurar más deprisa que cualquier chica de mi edad, ese amor lo experimente contigo, esas niñerías y peleas sin sentido fueron fruto de mi infancia robada, y cuando miro atrás lo único que puedo decir es te amé como mejor lo supe hacer.

Mi amor fue único, fue un amor difícil de interpretar, me expresaba más con gestos, miradas, pláticas eternas, charlas sobre libros, preguntas estrafalarias, porque así soy yo un ser complejo que no sabe amarse así misma pero quiere a todas personas que llegan a mi corazón.

Quizá no era el amor que necesitabas pero el único que yo conocía.

Te amé a pesar de las pastillas y las pesadillas, te amé con todo mi corazón y mente que permanecían en un limbo de barbitúricos.

Te amé nunca lo dudes y por eso te deje ir sin decirte nunca todo lo que sentía, nunca pude y nunca sé si seré capaz de decírtelo a la cara alguna vez. Nunca he sido valiente cuando se trata de mi, y tampoco sé si lo seré, sin embargo quiero que sepas que te amé y a día de hoy aún lo hago.

Te amo

Ha sido gracioso la forma en la que me di cuenta de mis sentimientos, los había guardado tan bien bajo capas y capas de olvido en mi corazón y mi mente; que a pesar de los años, de nuestras idas y venidas, de nuestras separaciones, siempre te he llevado conmigo. Y tu nombre acudía a mis labios cuando estaba a punto de romperme y caer en el abismo.

Y siempre te llevaré como el más bonito recuerdo que he tenido y tendré. Nadie ha podido ocupar tu lugar y a estas alturas de mi vida lo dudo, dudo que alguien pueda llegar a esa parte de mi corazón.

Cada vez que pienso en ti mi corazón late, sonrío como una tonta quinceañera y pienso en todos los momento que viví a tu lado, pero sobre todo en los momentos perdidos por miedo y cobardía. Con lo fácil que es escribir te amo y lo difícil que es decirlo en alto.

Perdí mi vida por personas sin rostro, por personas que me han desechado como un papel usado, como el envoltorio de un regalo, ese que es bonito mientras lo cubre pero lo destrozas para ver que hay debajo de esa capa de papel. Me siento como una flor marchita, pisoteada, y tirada a la basura después de haber perdido mi color y mi uso. Me siento como un mueble viejo abandonado en el desván, olvidado, que incluso yo misma me olvidé de mi.

Y en el proceso te perdí a ti sin poder decirte nunca todos estos sentimientos.

Tengo que hacerte una última confesión, nunca imaginé que podría amar a alguien más allá de ni familia, sin embargo tu fuiste la excepción a mi regla más sagrada, a la que había jurado nunca romper, porque siempre puse a todos por delante de mi. Ayudé a todos a salir del pozo si alguna vez caían pero ahora cuando soy yo la que pide ayuda hay pocas personas que vengan a mi llamada.

Y por esa razón te amo aún más y te amaré, porque cuando las manijas del reloj de mi vida se estaban parando viniste tú, sin más, sin reclamos y sin nada más que palabras de ánimo.

Lucho día a día con voces y sombras que me quieren llevar pero sé que aun hay un mañana y aún no he enviado esta carta de amor.

Aún tengo que decirte todo lo que significas para mi.

Mi eterno amor.

Te amo.

Hasta pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s