Te echo de menos

Tengo un hueco en el corazón, ¿la razón? médicamente no es nada serio, una de las paredes de mi corazón no terminó de cerrarse cuando era bebé, los doctores les dijeron a mis padres que con el tiempo las paredes se harían más fuertes y podría hacer una vida normal.

En teoría cuando fuera mayor ese agujero se cerraría. Nunca fue así, sigue estando ahí conmigo, cuando visito al médico y me ausculta dice que es como escuchar un susurro, muy leve yo me lo imagino como el el sonido que hace la brisa al rozar las ramas de los árboles.

Pero mentiría si a veces no me imagino que es tu voz que dice mi nombre muy bajito, es un sueño ridículo, pero me deja cerrar los ojos y estar en paz conmigo aunque sea un segundo, porque te extraño, te echo de menos, lo puedo decir en varios idiomas, incluso en coreano, y todas las noches lo digo en sueños, extraño absolutamente todo de ti.

No os ha pasado que cuando crees que lo tienes todo de pronto no es cierto. El ser humano es avaricioso y siempre quiere más, siempre quiere un poco más.

Eso es lo que me pasó contigo, siempre me diste un poco y siempre quise más. Y no era justo, sobre todo para ti. Nunca fui justa, fui un ser mezquino y egoísta.

Y aún sabiendo como soy, me aferré a ti. Tanto como pude. Mi lado egoísta no quiso soltarte nunca.

Pero ese Pepito Grillo que casi todos tenemos me decía día y noche que te dejase que serías feliz lejos de mi. Luché contra él, fue una pelea épica, con sangre, lágrimas, gritos y ¿quién ganó?

Supongo que se puede adivinar, ya que te echo de menos. I miss you. Tu me manques

Ganó el lado romántico y estúpido que dice que si amas algo lo mejor es dejarlo ir y si de verdad es amor volverá a ti.

Aún sigo esperándote.

Sé que no volverás, lo sé y eso es lo más importante porque sigo siendo un ser egoísta que no sabe quererte como te mereces.

No obstante quiero hacerlo, quiero tener una segunda oportunidad o tres mil para demostrarte lo importante que eres.

Muchos dirán que todo está ya en el pasado, que no puedo quedarme anclada en el mismo sitio esperando un barco que ya zarpó, pero para mi eres todo lo que necesito.

Echo de menos tus manías, tengo que confesar que con el tiempo llegué a amarlas, llegando a ser una parte importante de ti. Y sólo por ello se merecían un hueco en mi corazón.

Un hueco y un vacío que a pesar de los años no he podido ocupar.

No es porque me quiera menos, sino que me quiero demasiado y deje que mis miedos me gobernarán y fueran parte de mi, al final fuimos muchos en esa relación.

Mis miedos, mis inseguridades, mi tristeza, mi melancolía, mi egoísmo y creo que sería capaz de enumerar todos los que estuvieron ahí con nosotros a la luz de las velas, a la luz de la luna, y en esos momentos en los que solo teníamos que ser dos.

Tú y yo.

Photo by Varun Chandak on Pexels.com
Anuncios

One response to “Te echo de menos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s