Nuevas tecnologías

Añoro los días de largas cartas escritas a mano,

Los días en los que esperabas al cartero,

Los días cuando ibas al estanco a comprar un sello.

Cuando tenías varios folios arrugados en el escritorio.

Tratando de encontrar las palabras adecuadas para llegar al alma de tu amado.

Extraño los días en lo que todo era sencillo.

Añoro los días en los que regresaba una carta porque el destinatario había cambiado de dirección y tus palabras volvían a ti. Todo el amor que enviaste en esa carta volvía a ti.

Tu corazón se podía romper en mil pedazos, ¡sí, y qué! sin embargo te quedabas con la ilusión de un amor olvidado, creabas escenarios y vivías por uno de ellos.

Ahora las las nuevas tecnologías, te rompen el corazón en segundos.

Escribes un mensaje, lo eliminas, vuelves a escribir y no recibes contestación alguna.

Y te quedas en el limbo, porque ni siquiera te da tiempo a imaginar la razón por la cual no hay respuesta al otro lado de la linea.

Con lo fácil que es escribir, sacas tu móvil y envías un mensaje y a veces ni siquiera eso, envías un emoticono y ya está.

Es tan fácil enviar un corazón, un abrazo, una sonrisa, un llanto…

Pero, no consigo ni una frase por tu parte.

Hoy odio las tecnologías porque sé que estás ahí, detrás de de miles de kilómetros y aún así no hablas.

Eso tendría que decirme lo que de verdad significó para ti.

Nada.

No significo nada y tendría que matar a mi lado romántico y dejar de soñar con una frase dicha por tus labios, escrita por tus manos, pulsada por tus dedos.

Añoro los días románticos, echo de menos aquellos días donde había contestación o por lo menos recibía la visita del cartero.

Donde vivía en una película donde los protagonistas se amaban, donde era imposible que el tiempo y el espacio les separara.

Hoy odio a las nuevas tecnologías que han roto el hechizo, y me han hecho vivir en una realidad cruel.

Odio los emoticonos y si pudiera poner ahora uno sería aquel donde la cara es toda roja que parece que expulsa humo por las orejas. Pero aún así no sería capaz de describir todo lo que siento en unos simples dibujos, porque te amo y te odio y odio amarte.

Solo me quedan las palabras que nunca escribiré y nunca enviaré, encerradas en mi cabeza y en mi corazón, esperando que un emoticono sea capaz de describir como me siento.

Lo dudo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s