El último día del año.

Ha pasado un año más en mi vida, un año en el que todo ha cambiado.

Tengo mil ojos sobre mi, cada sonrisa, cada gesto mío es analizado.

Si no sonrío, es mala señal, si no hablo, es mala señal.

Si río demasiado es mala señal y así sucesivamente.

Conmigo no hay punto medio.

¿La razón? es simple, no entraba en mis planes llegar al 2020, pero ¡Eh! aquí estoy y lo único que pido, no es tan difícil.

¿Qué es lo que quiero? lo que en teoría quiere todo el mundo, alguien al quién amar.

O quizá en mi destino no hay amor, no nací para conocer esa sentimiento y si alguna vez lo tuve, lo desperdicié.

Utilice las típicas palabras, la de las películas.

“No eres tú, soy yo” “te quiero y te dejo ir”

Aunque por dentro me rompía en mil pedazos que aún a día de hoy siguen haciendo daño.

Tengo que seguir adelante, reconocer que fue amor y ya está.

No hay nada más, los sentimientos cambian y los de esa persona se quedaron en el pasado, lloró por mi, y yo ahora lloraré por él.

Solo pido fuerzas un minuto y el valor para hablar con él una sola vez, decirle que fue amor, de verdad, que le quise con todo mi corazón.

Y si fui como fui con él , fue por una simple razón.

Por amor.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s