Un nudo más

Cuando hablo, suelo utilizar dos tonos de voces, el de chica perfecta, fuerte, luchadora y capaz de soportar el peso de mundo como Heracles, y luego esta el tono normal, el que utilizo con las personas que me importan.

Hay pocas pero las hay. Las puedo contar con un los dedos de una mano, sin necesidad de una calculadora o sacar el móvil. Son las personas que han estado viviendo conmigo y han sufrido a mi lado.

Quisiera poder despertar un día y decirles, “¿Sabéis? Estoy bien.”

Sin dudar, sin que una segunda voz en mi cabeza me diga que estoy mal que piense en miles de escenarios donde yo no estoy presente. Me gustaría decirles “No, necesito más medicación, no tengo depresión, ni ansiedad, ni nada por el estilo” pero hasta el día de hoy no ha sucedido eso.

Cada día hay un nudo en mi garganta

Cada día es un día prestado, no sé si merece la pena seguir luchando.

Hoy me he levantado con ese pensamiento, una vida por una vida, me pregunto si yo muero, alguien podrá vivir por mi, así de simple, no quiero seguir más aquí en este mundo.

Hay un nudo más en mi garganta, un nudo más que no sé si soy capaz dejarlo ir, o mejor dicho, no sé si quiero dejarlo ir.

Vida o muerte, todo es un misterio por resolver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s