Ahora soy como tú

Saqué la caja de recuerdos del armario, y cuando me di cuenta, no había nada.

Lo había borrado todo, lo había quitado todo de mi mente y mi corazón. Sobre todo de mi mente, que es la que siempre ha mandado en mi vida. Sin que ella diera diera un sí, yo no daba un paso o tomaba una decisión.

Pero la memoria del corazón es más profunda, que por mucho que la haya vaciado, tarde o temprano siempre me encuentro con los mismos recuerdos, aunque duelan, aunque me quemen viva.

Me encuentro en el mismo punto de partida, en esa noche, donde todo el mundo gritaba, donde el mundo reía, donde el mundo giraba pero yo solo sentía tu mano entre la mía.

Ahora soy como tú, una persona, un ser humano que siente, que le duele, que sufre y llora por las noches, ahora tengo un corazón aunque sea ya muy tarde para ello, aunque haya soltado tu mano.

Ahora soy como tú.

1 Comment

Responder a Pippo Bunorrotri Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s