Sin agua

No sé cuando se convirtió en algo tan grande, algo que se escapaba de mis manos, creía que lo controlaba todo, mis miedos, mis pasos, mis lágrimas, mis palabras, mis sentimientos…

No sé en que momento perdí, en qué momento mi coraza se rompió, no sé si tenía que hacerlo, si fue bueno, hay veces, no, mejor dicho, muchas veces en las que me repito que nunca tenía que haber dejado que nadie entrara en mi corazón.

No es que no creyese en el amor, simplemente que para mi el amor, era mi familia y no había nada más.

Nunca me imaginé que iba a conocer a alguien y me iba a enamorar, porque desde niña me juré que nunca me iba a enamorar y ahora duele, el dolor es tan extraño, no sé compararlo con nada, porque no tengo con que compararlo.

Me da rabia, haber buscado en baúles de recuerdos, y ver que nunca había historias de amor, nada, ni una sola flecha de cupido perdida, nada que pudiese decir, he vivido un amor, lo superaré y dolerá y pasará, pero no, solo hay palabras de mi juventud jurando y gritando al cielo que el amor no existe.

Maldito karma que hizo que hizo que llegases a mi.

Ahora eres como el agua.

Y tengo que encontrar una fórmula química que remplace el agua de mi vida, tengo que encontrar la vida en saturno, antes de decir que te he olvidado, porque no puedo dejar de pensar en ti.

Y es un tormento saber que existes en el mismo planeta que puedes ver todo lo que veo, la luz del sol, el cielo, pisar la tierra, y si todo sigue igual sobrevivirás a una pandemia y yo seré feliz porque a pesar de todo solo te deseo lo mejor.

Y aún así sigue doliendo, cuando pienso en ti. Cuando me sirvo un vaso de agua, pienso que quizá pueda vivir sin agua, hay más bebidas; zumos, gaseosas, leche, etc, me imaginé que podía vivir sin ti, vivir sin agua.

Pero no es así, no se puede vivir sin agua, pero entendí que tú no eres el agua sino el amor, no se puede vivir sin amor, y sobre todo no se puede vivir sin amarte a ti misma, y ahí es cuando fallé.

Mi coraza fue tan grande que ni siquiera mi amor propio podía entrar, es lo único que puedo decir.

Ni siquiera podía entender lo que el amor es, así que aunque no te olvide, ahora, lo haré en algún punto, leyendo historias de amor, sé que lo que tiene que ser será, y lo que no, no merece la pena seguir penado por ello.

Sin agua no se puede vivir, y sin amarte a ti primero, no puedes amar a nadie más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s