Nieve, llámalo amor, corazón

“El amor no es algo que has de encontrar, sino algo que te encuentra a ti”

Loretta Young

Una vez más derrotado por las  circunstancias, 

circunstancias dolorosas del amor, 

pero no se puede separar;

el dolor y el amor ambos son uno, 

son más que conceptos y banalidades,

son realidades, infinitas realidades, 

el amor es como una espada de doble filo:

a un lado el cariño y al otro el dolor, 

el amor, es real tan real como un átomo para un físico, 

como el universo infinito para un astrónomo, 

o como las notas musicales para un músico, 

o como el sufrimiento para el guerrero, 

como el llanto para el que lo lamenta, 

cómo la belleza para un poeta…

 Pero hay un problema, la gente ama al amor pero no al que lo brinda, 

el hombre para no perder los placeres miente constantemente con las palabras del amor

y acumula sus riquezas hasta que ellas lo destruyen, 

la mujer se llena de placeres y cuando estos dejan de satisfacerlas los tiran y buscan uno nuevo,

enfrentándose al tiempo y a la moralidad de las promesas, 

es muy inteligente esta última forma de actuar pero a la vez borras 

y destructiva para su compañero, 

está más allá de lo maquiavélico y un poco más cerca de su propio sufrimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s