Conversación con la Muerte

Más que una conversación es un monologo conmigo misma, con la muerte de testigo.

Las tardes de abril

Un día sin más y las tardes de abril se habían marchado. Un día sin más y estaba encerrada entre … Más

Culpa

He sido egoísta, pensé por primera vez en mi.
Lo hice con la única intención de desaparecer.
Es constante, el dolor no desaparece, no es físico, no es un dolor en el estómago o un dolor de cabeza, es un nudo en el pecho, en la garganta y si tienes suerte puedes soltarlo en las noches llorando, o simplemente estando ahí, tirada en una cama con el único deseo de dejar de existir.